Diseño: dinero

mar 05, 2015

La gente habla de la era del dinero virtual como si fuese algo nuevo. Pero realmente es la forma original del dinero: el dinero virtual fue primero, la acuñación de moneda vino mucho después. – David Graeber

En un contexto de digitalización global la experiencia de lo tangible adquiere cada vez más adeptos y se incorpora a los requisitos demandados por el cliente o el usuario en las últimas fases del proceso de diseño. Queremos ver, oler, apretar y agarrar si es posible, que nada pase desapercibido, sólo así el resultado final emitirá más crédito y trascendencia. Bien, pues esto mismo ocurre con los medios de pago, allá donde vayamos ningún otro objeto pasa por más manos que un billete de curso legal.

cincoeuros

Dos son los requisitos a los que nos enfrentamos cuando se trata de diseñar dinero: las condiciones universales de seguridad como gramajes, texturas o marcas de agua, y la representación de la identidad nacional, donde advertimos más o menos sensibilidad, respeto y escrúpulo por parte de los bancos hacia la estética y la cultura de cada país o región. Así que nuestro post nos lleva rápido a Escandinavia, seguro que nadie se extraña.

Las nuevas coronas noruegas, previstas para 2017 incorporan una gráfica basada en una abstracción de la escala de viento de Beaufort, donde la visualización de datos adquiere sentido a través de su diseño cubista. En esta progresión conjunta de valor e intensidad del viento, la suave brisa del billete de 50 NOK se transforma en el vendaval del billete de 1000 NOK, ¿es o no es poesía a primera vista?

NOK

Podríamos pensar que los diseños en blanco y negro de la otra cara del billete son más ortodoxos, pero para los amantes de la prosa y el realismo el recurso de la identidad nacional se intensifica con elegancia en los motivos marinos propuestos por el estudio Snohetta. Cualquiera de esas escenas marinas supera la frialdad, la decadencia y el tedio de los motivos reflejados en el euro, sin ir más lejos.

Pero sigamos por el norte con más ejemplos. Ritator y Peter Johansson quedaron finalistas en 2011 con sus diálogos entre el anverso y reverso de la corona sueca. Los diseños que verán la luz este mismo año no son tan innovadores como su propuesta, pero al menos no llegarán patrocinados por IKEA o ToysRUs.

suecia

Última parada: Islandia, donde será difícil superar el nivel de composición entre arquitectura y paisaje que proponen los delirios geométricos de Flora Chan. Otra lección para el euro.

Flora for Iceland

Volvemos a casa y miramos el diseño del euro como la oportunidad perdida que fue. Nuestra moneda común está en un proceso tan dramático y decadente que invita a inventarse una moneda o a intervenir urgentemente en su diseño.

Stefanos

¿Cómo sería el dinero si fuese una herramienta educativa? ¿Podría reflejar los lazos humanos más allá de los intereses patrióticos? ¿Cómo incorporaría el proceso vivo inherente al diseño? Si tuviésemos la oportunidad de diseñar los billetes cada cierto tiempo, con propuestas que reflejasen los deseos de las nuevas generaciones, ¿cómo sería el euro? Probablemente no tan serio.

Más dinero

• En Tumblr
Nueve diseños bonitos
Y un poco más de activismo fiduciario

 

 

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>