Hacia la revolución tipográfica digital

16/10/2015 | Germán

Nuevos medios, nuevas tecnologías, nuevas sensibilidades y métodos de producción. ¿Qué novedades tipográficas se adaptan mejor al siglo XXI? Tras la desaparición en 2015 de dos gigantes como Frutiger y Zapf, nos asomamos a su legado digital e indagamos sobre el futuro de esta meticulosa disciplina.

Zapf y Frutiger, precursores y gurús

Optima, Palatino, Zapfino, seguro que son nombres que os suenan. Estas tipografías andarán con toda seguridad por vuestro sistema opeativo y forman ya parte del imaginario visual y de nuestro día a día como diseñadores. Su creador, Hermann Zapf dejó el listón bien alto en lo que a técnica y elegancia se refiere, y sus diseños reflejan su origen artesanal. Sin ir más lejos, la Zapf Dingbats, una de sus famosas tipografías, se basa en símbolos que se extendieron como la pólvora en todo el mundo debido a su fácil integración en los mensajes y los social media. De hecho, algunos emojis comparten atajos de teclado con las versiones originales de Zapf… 😉

Zapf

En 2015 también despedíamos al suizo Adrian Frutiger. Resulta irónico que quien avisara de que lo importante de una tipografía es “no darse cuenta de que está ahí” haya conseguido desde los años 50 que nos topemos con su legado en casi cualquier carretera de Europa o aeropuerto internacional, desde el distrito de Westminster al metro de París, Montreal o el BART de San Francisco. Y cuenta con 21 variaciones. Univers, su primer gran diseño, al que dedicó cuatro años de su vida es un estándar ya, casi como la inspiradora Avenir o Frutiger, tal vez la reina de la legibilidad en pantalla, casi nada.

Frutiger

Candidatas para la revolución

Univers y su origen origen romano, suave, armónico y uniforme, con extremos curvos cortados horizontalmente, perfecta para leer en pantalla… ¡anda, como Helvetica! Sabedlo: nada superó la revolución del diseño de Helvetica en el siglo XX. Y aunque su sombra es larga, los cambios en el entorno del diseño digital – como el renacimiento del diseño plano o la popularidad del minimalismo en pantallas, ebooks y consolas – reclaman no solo un cambio, sino una nueva revolución tipográfica que para muchos está por llegar. ¿Candidatas?

  1. Gotham. Está claro que es la tipografía más popular desde 2000, y que ha sobrevivido a miles de adaptaciones, sobre todo en Estados Unidos. Está asociada al éxito, a la firmeza y a la austeridad, no lo dudamos, pero también sabemos que todo eso no es necesariamente revolucionario.
  2. Calibri, de De Groot. En 2007 ya no se imprimían los emails y Microsoft necesitaba una fuente redonda y maleable. ¿Es la tipografía más ubicua hoy? Sí. ¿Es por esto la mejor o la más revolucionaria? Digamos que fue una tipografía adaptada a la revolución, así que no.
  3. Ubuntu, Droid o Roboto son tipografías perfectamente diseñadas para ofrecer la mejor experiencia y legibilidad en pantalla. Además, se encuentran en el catálogo gratuito de Google Fonts y son mucho más utilizadas que Gotham. Sólo el tiempo dirá qué aires trajeron consigo.

¿Algún otro nombre que añadir a la lista?

1 thought on “Hacia la revolución tipográfica digital

  1. Excelente, me agradan todos sus comentarios. Pero en particular como por medio de la palabra escrita nos hacen viajar, imaginando la pasión por el diseño tipográfico y que el resultado debe tener esa chispa de universalidad. que mueve los adentros de quien se desenvuelve en el ámbito de la comunicación ya sea diseño y los sistemas de reproducción gráfica.
    Felicidades
    José C. Reyes Reyes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *