Señales del Coronaverso

Como seres humanos nos gusta pensar que estamos al mando de nuestra parcela del universo. Pero de vez en cuando una entidad microscópica nos recuerda que no es así. Bienvenidos al ‘Coronaverso’  – Neil DeGrasse Tyson

Geopolítica, tecnología, derechos laborales, sanidad, economía… La pandemia se ajusta a los tiempos que vivimos y despliega su perverso encanto transversal. Las noticias nos llegan de todos los ámbitos y disciplinas porque el COVID-19 solo puede abordarse con un enfoque integral, demostrando lo equivocados que están quienes aún debaten entre frenar su expansión y salvar la economía.

¿Quiénes son los involucrados en desarrollar una vacuna? ¿Cuánto durará su inmunidad? ¿Qué hacer si surge otro brote en invierno? Las autoridades sanitarias no debieran ser las únicas en entender el nivel de incertidumbre que trae consigo el virus porque se trata de un problema de Salud Global: los agentes involucrados son múltiples y variados. Y están relacionados. Se trata más que nunca de una tarea colaborativa en la que conviene prototipar escenarios. Por eso es una tarea de diseño que bien podría empezar con nosotros mismos al mando. Al fin y al cabo, ¿quiénes serán los usuarios finales de esa vacuna?

LA RUEDA DE FUTUROS

La rueda de futuros es una estupenda herramienta de diseño que nos asoma al futuro. Es sencilla, y se revela capaz de identificar diferentes escenarios para construir narrativas estratégicas. También es colaborativa porque permite integrar diferentes visiones e intereses de los participantes. Además, de cada cual dependerá que resulte una herramienta divertida. Su objetivo último es identificar y testear señales e indicadores clave, como todos los que vemos en los medios estos días.

Fig.1

Estas son las instrucciones:

  1. Partimos del Evento, en este caso el brote del coronavirus. El Evento puede ser una noticia específica sobre el tema que nos interese u afecte especialmente estos días. Situamos ese titular en el centro.
  2. Rodeando ese Evento, analizamos sus consecuencias directas. Podemos segmentar la rueda por áreas de interés, como en la Figura 2.
  3. Con herramientas de ideación, como un brainstorming, vamos desarrollando esas consecuencias indirectas todo lo que queramos. Cuanto más orgánicos seamos trazando y extendiendo nodos, mejor. No hace falta ajustarse a la plantilla.
  4. Al finalizar haremos una ronda de implicaciones y prioridades según el nivel de impacto. ¿Qué acciones llevaríamos a cabo?

¿Cuándo termina? Cuando se acabe el papel… o cuando nos apetezca cambiar de Evento.

Fig.2

Entre otros fines, la rueda de futuros nos permitirá:

• Desarrollar la creatividad proyectando múltiples escenarios futuros.
• Identificar oportunidades y riesgos.
• Generar ideas que amplifiquen las oportunidades de futuro y disminuyan esos riesgos potenciales.
• Tomar decisiones y generar consenso según el escenario.
• Promover el pensamiento crítico y entender el cambio a largo plazo.

Nadie duda de que estamos ante una crisis que dará forma al siglo XXI. Por eso también es una enorme oportunidad para entender a tiempo real la importancia de alinearse y fomentar, por fin, los aspectos más positivos que nos distinguen como especie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • No hay productos en el carrito.